Plasman guerra contra narcotráfico 

Redacción Noticias MX.-Al adentrarse a las calles de Monterrey para conocer al movimiento contracultural autodenominado "kolombia", en la historia del director Fernando Frías de la Parra también terminaron por permear las consecuencias de la guerra contra el narcotráfico.


 
 En la trama de la película Ya No Estoy Aquí, mientras Ulises trata de mantener su identidad por el gusto por la música, le toca presenciar el fortalecimiento del narcotráfico en su barrio y que las cumbias de la radio sean interrumpidas por mensajes presidenciales de Felipe Calderón.


 
 "La película está situada en el período calderonista por los efectos que tuvo la guerra contra las drogas, que en mi opinión fue una pésima estrategia", detalló el cineasta en conferencia de prensa.


 
 "Yo veía al movimiento con las patillas disolverse porque hubo un cambio de cartel, se puso más feas las cosas en Monterrey".


 
 Para el realizador, en competencia a Largometraje Mexicano en el Festival Internacional de Cine de Morelia, su filme fue un pretexto para conectar temas que lo inquietan, que pasan por la inseguridad, la falta de oportunidades para los jóvenes y la identidad.


 
 De acuerdo con Reforma, otro contexto que lo influyó fue el migrante, pues las imágenes del endurecimiento de los tratos que reciben los detenidos fueron difundidos mientras él filmaba una escena similar.


 
 "Cuando hicimos una escena con cobijas de aluminio el crew lloraba porque eran las imágenes de esa semana que habían sucedido. Hay una niña pedaleando un triciclo y esa escena le enchinaba la piel al fotógrafo", dijo.
 

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto