“Siempre me han gustado las emociones fuertes”: Susana Zabaleta, solista soprano en “Carmina Burana”

Parte de la taquilla de este espectáculo será donado a las personas afectadas por los sismos del 7 y 19 de septiembre

Redacción: Columba Vertiz / Apro.

Ciudad de México.- En la producción monumental Carmina Burana, de Carl Orff, que se presenta este 22 y 23 de noviembre en el Auditorio Nacional, participan 250 artistas, entre ellas, Susana Zabaleta, quien actúa como solista soprano, el tenor Víctor Hernández y el barítono Enrique Ángeles, con la orquesta Sinfónica Nacional, y Cony Stearns, primer bailarín del American Ballet Teatre y Danza Contemporánea de Cuba.

Parte de la taquilla de este espectáculo será donado a las personas afectadas por los sismos del 7 y 19 de septiembre ocurridos en el país. Carlos Miguel Prieto es el director de esta obra del alemán y la coreografía es del bailarín George Céspedes.

La música de Orff (1895-1982) está basada en poemas medievales de los monjes Goliardos de los siglos XII y XIII, los cuales fueron encontrados en el monasterio benedictino de Beuren, Alemania. Se trata de una de las obras más populares del repertorio sinfónico coral universal.

Susana Zabaleta comenta en entrevista con apro que es una puesta en escena “que requiere de perfección”. Detalla enseguida:

“Somos 250 personas arriba del escenario. Entonces, si alguien se equivoca se va a notar. Es como las fichas de dominó, que si mueves una pieza, todo el trabajo se echa a perder. Se requiere de este temple para visualizar que sólo soy parte de este espectáculo, de este domino y debo portarme a la altura. Entonces para mí es un reto. Es algo muy emocionante y siempre me han gustado las emociones fuertes”.

-Esta cantata escénica contiene muchos coros latinos, ¿es difícil interpretarla?

--Se requiere de un coach porque es latín antiguo y hay que entenderle y que se quede en la cabeza. El cómo lo debes de cantar y cómo se pronuncia es importante. Son más de dos octavas y media lo que se requiere. Va desde un La abajo, un Re sobre agudo. Son muchas cosas muy difíciles, pero no sólo para la soprano también para el barítono y el tenor. Es extremadamente complicado. El autor también puso al pobre barítono a cantar en las alturas y abajo. Entonces es muy difícil, pero a la vez es como hacer yoga.

La actriz y cantante recomienda que antes de escuchar Carmina Burana, el público investigue lo que dicen los cantos “para que vean que en momentos son absolutamente dulces y en otros son absolutamente desquiciados. No es que lleve un hilo conductor, sino que son pequeños poemas aislados que de repente hablan de cosas super dulces y hermosas, del amor y de la brisa que se siente en la cara, y de repente cambian y te cimbran musicalmente. Es toda una aventura. Les va fascinar”.

--¿Qué es la ópera?

--Yo creo que es un instrumento de comunicación del arte: la ópera si la escuchas puede ser tremendamente cursi y a veces tremendamente amorosa. A veces tremendamente impredecible con Richar Wagner y a veces totalmente predecible como Giacomo Puccini. No tiene nada que ver Gioachino Rossini con Wagner. Son tan diferentes formas. Además, muchas de las óperas fueron encargadas por reyes o por papas. Por ejemplo, la trilogía de Mozart, Las bodas de Fígaro, Don Giovanni y Così fan tutte, hablan de lo que pasaba socialmente. Es el retrato de una sociedad.

“Escucharlas y leer el texto es como hundirse en una película antigua y ver cómo funcionaban los amores, la homosexualidad, reflejar las clases sociales”.

--En México es valorada la ópera?

--Esa es una pregunta muy fuerte y muy dolorosa. Creo que no sólo la ópera no es valorada, la música en general. Me acuerdo que cuando cantaba con el maestro Armando Manzanero aquí, si se llenaba, pero un día me dijo que nos acaban de invitar a Japón, y fuimos a un festival allá. Sólo había japoneses, no había mexicanos, y cuando íbamos pasando la gente le rendía tributo al maestro. Ahí es valorado como un rey y la gente se sabe sus canciones. Aquí, ¿dónde está el maestro Manzanero? A veces canta en un lugar chico. Yo creo que tenemos poco respecto por nuestros autores.

En la puesta de Carmina Burana también forman parte los coros EnHarmonia Vocalis (80 voces) y el infantil Schola Cantorum de México (30 voces).

Este espectáculo se estrenó con éxito en 2008. Luego, se montó en 2009, 2010, 2015 y ahora en 2017. Los dos días inicia a las 20:30 horas.

mals

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto