Eruviel Ávila: ante la imposibilidad de ganar, ¡a robar! / En la opinión de Francisco Rodríguez

ÍNDICE POLÍTICO

FRANCISCO RODRÍGUEZ

 Eruviel Ávila: ante la imposibilidad de ganar, ¡a robar!

La insólita designación de Eruviel Ávila Villegas --mapache mayor de la victoria pírrica priísta en el Estado de México-- para hacerse cargo del PRI en la capital de la República, sólo puede tener una lectura: administrar políticamente el presupuesto que los de Atracomulco han decidido destinar a la reconstrucción. Otra vez, la rapiña sobre los haberes.

Como está comprobado que el PRI no tiene ninguna posibilidad de ganar en la Ciudad de México, Eruviel es el bateador designado para consumar, con las artes que le caracterizan, el atraco definitivo a la población esperanzada en la reconstrucción de su entorno.

‎A escasas horas que el llamado Presidente Peña Nieto balbuceó en el conciliábulo de Los Pinos, al que fueron convocados los distinguidos periodistas que están en la "talis", sobre el nuevo costo, ya más inflado, de la reconstrucción, que ahora asciende a 48 mil millones de pesos, sucedió un milagro como el de las bodas de Canaán.

Los diputados priístas que analizan el presupuesto para 2018 convencieron a sus compañeros de Cámara, del Verde, PES, Panal y adláteres, que la bolsa presupuestal tenía que inflarse con 43 mil millones de pesos más, el equivalente al 90% de lo que dicen va a ser la erogación federal. Y en política, las coincidencias no existen.

Por consecuencia, ya sabemos de dónde van a salir recursos para la esquizofrénica campaña fallida del partidazo, toda vez que el dinero para la reconstrucción, líquido, está disponible desde hace un mes, donado por gobiernos extranjeros, compañías, personajes internacionales , sociedad civil y actores de renombre.

 Será el merolico de la reconstrucción. La pantalla para el nuevo asalto

 La llegada de Eruviel, pues, es la treta de los mexiquitas para que el de Ecatepec, con larga tradición en el chanchullo, le haga al mago Fumanchú y sirva para esconder las trampas del presupuesto. No tardaremos en verlo auxiliando en esos menesteres, incluso en los estados colindantes, para esconder la bolita.‎ Eruviel será el merolico de la reconstrucción. La pantalla propicia para el nuevo asalto a la confianza ciudadana.

Porque para nadie es un secreto que Eruviel es un toluquita por adopción, generado por una jugada de Arturo Montiel para desplazar a Alfredito del Mazo, quien hace siete años quería empoderar a su hijín Alfredititito en el sillón de Toluca. Aquél argumentó que las encuestas favorecían al de Ecatepec, y Peña Nieto fue convencido para dejarlo como sucesor.

El PRI no podía perder las elecciones para gobernador mexiquense, pues estaba en juego el primer padrón electoral nacional, que debía succionarse para aumentar el número de votos en favor de Peñita, que en esos momentos se encontraba en campaña, apoyado por la pandilla clásica de manipuladores comunicativos del país.

Los grupos toluqueños fueron chantajeados, sobornados y extorsionados para que se sumaran a la franquicia de Eruviel, al que juzgaban arribista por no pertenecer a la dinastía de los elegidos, todos miembros del Clan fundado por Isidro Fabel y padroteado por Carlos Hank González, tío de Alfredito Del Mazo González.

 Posee secretos, pero su linaje es insuficiente para merecer más

 Eruviel no pertenece al exclusivo grupo de los toluquitas de Atracomulco, los únicos autorizados para los jugosos haberes nacionales, para chuparnos la sangre y rematar la soberanía. Él es de Ecatepec, y aunque comparte altísimos secretos ultra confidenciales del poder, su linaje era insuficiente para merecer más.

En el fondo lo sabía. A tal grado que, cuando empezaron las campañas de los partidos en el terruño bajo su custodia, y se percató de que su candidata para ocupar el sillón no era requerida en los altos círculos, Eruviel se dedicó, como una fiera herida...

... a falsear los padrones de beneficiarios del enjuague‎ priísta y sustituirlos por grupos de líderes favoritos personales infiltrados en los distritos rurales para construir una quinta columna antiPRI que le permitiera influir en la designación, cargar los dados en el dedazo que los medios anunciaban en favor de Alfredititito, el perfumado del clan.

La maniobra, denunciada por los caganchos y caballerangos de Enesto Nemer, capitán de mapaches del nuevo ungidito, salió a la luz, mandando al ostracismo de rigor a su candidata Ana Lilia Herrera, secretaria de Educación. Eruviel y su candidata fueron echados a un lado de todas las decisiones cruciales del fraude.

Aún así, les dejaron gruesas sumas para repartirlas en actos oficiales, pero entre grupos que no significaran un peligro para los ratones mayores del presupuesto público aplicado demencialmente en todos los actos cívicos, acarreos, movilizaciones y procesos electorales del atraco y de la calificación posterior de todos los estropicios que resultaron un ridículo internacional.

 En EdoMex, victoria pírrica, en los umbrales de la vergüenza nacional

 Como todos sabemos,‎ los grupos rurales que trabajaban en favor de la propuesta por Eruviel, en compañía de Arturo Montiel Rojas, su padrino de hace siete años, fueron arrinconados. Se volvieron a repartir los beneficios del chantaje en favor de los que juraron amor eterno al perfumadito candidato de la pandilla de Atracomulco

Alfredititito fue derrotado en toda la línea en los centros urbanos e informados del corredor blanquiazul y en las franjas poblacionales que rodean a la Ciudad de México. Su discursito, el de las tarjetas rosadas no tuvo la penetración que pensaban.

¡Ah!, pero ganó por la diferencia de unos cuantos miles de votos que logró con las papeletas, los embutes y las maniobras que se hicieron en las casillas instaladas en los territorios de los cinco distritos rurales del Estado de México. Una victoria pírrica, que está saliendo muy cara al erario y a los umbrales de la vergüenza política nacional.

 El perredista Juan Zepeda se vendió al peor postor: Euviel Ávila

 ‎El dinero repartido por Eruviel también sirvió para comprar las conciencias del candidato Juan Zepeda y los bravos del PRD de Netzahualcóyotl, siempre vendidos al peor postor. Fueron los primeros en aceptar la derrota, con rostros de gozo y satisfacción inaudita. 

Era el plan de Eruviel desde que empezaron las precampañas. ‎A un costo altísimo en espectaculares y mensajes radioeléctricos pagados por el gobierno eruvielista, se hizo crecer la imagen del tartufito Zepeda, sabiendo que tenía los votos en el Oriente y en Neza, para compensar el acelerado ascenso natural de una humilde profesora de Texcoco que amenazaba con barrer todo vestigio del Grupo Atracomulco en el poder. Así, como suena.

Juan Zepeda fue diseñado para reventar el voto en favor de las izquierdas, una protesta contestataria a largas décadas de sumisión en tierras mexiquenses. Si no hubiera sido por el traidor Zepeda, otro cantar sería el resultado de hace unos meses.

Y es que, con una retahíla de argumentos pueriles, Zepeda se negó en redondo a sumarse o declinar por la candidatura ganadora de la maestra Delfina Gómez. Puso en la picota a sus colores, al costo de asestar la puñalada a una compañera de lucha. Mostró el verdadero cobre de la pantomima cívica.

Al grado de que no se necesita tener las dotes adivinatorias de un profeta, y tampoco ser Fumanchú, para saber que las notarías prometidas ilegalmente por Eruviel a sus cuates, ahora serán distribuidas entre la claque de perredistas conversos de ocasión que se inclinaron ante Alfredititito. Es lo menos que les pueden dar... y las van a aceptar con el mismo orgullo.

 Meade Kuribreña seguirá cuadrando las cuentas para que chequen

 Eruviel, ahora, podrá dedicarse de lleno a repartir los presupuestos para la reconstrucción a sus favoritos, el gobiernito a sacar lo que más pueda de las donaciones nacionales y extranjeras para el mismo efecto... y Meade Kuribreña a seguir cuadrando las cuentas para que chequen mejor, para entregarle los resultos a Peñita, Videgaray y Nuño.

¡Faltaba más! Para algo forman parte del Grupo Atracomulco. El pueblo, a tomar el toro por los cuernos... ¡ya es hora!

 Índice Flamígero: "No está en mi escenario ir por la dirigencia del partido. Valoro las opiniones de quienes se han expresado en ese sentido pero valoro más de las que se han expresado en sentido contrario", aseguró en una entrevista Juan Zepeda, hace apenas unos meses. Ahora, justo cuando a Eruviel Ávila lo convierten en capitalino, el perredista anunció que empezaría a recorrer el país, para romper así el cascarón local y conocer liderazgos perredistas de todo México. Surgió así la prueba piloto de medirlo como un posible candidato presidencial. Eso generó algunos roces en el PRD. Por ejemplo, Raúl Flores pidió no "endiosar" a Zepeda, pues sabe que quienes precisamente lo "endiosan" son los mexiquitas, quienes tendrían en él a una quinta columna dentro del sol azteca. + + + De acuerdo al portal sinembargo.mx, organizaciones de la sociedad civil ven con preocupación la falta de transparencia en el manejo del gobierno federal de los recursos públicos para atender los daños de los sismos del 7 y 19 de septiembre pasado. También alertan del riesgo que ese dinero termine en manos de políticos corruptos, justo cuando comienza el proceso rumbo a las elecciones federales de 2018. La propuesta de un Fondo Único ha cobrado auge como la única que podría homologar los criterios de los distintos fondos que surgieron por parte del gobierno, la iniciativa privada y las donaciones internacionales. Sin embargo, pese al respaldo generalizado entre las organizaciones civiles y la población afectada por los terremotos, la administración del presidente Enrique Peña Nieto ni siquiera ha volteado a ver el planteamiento de una sociedad cansada de la corrupción.

 www.indicepolitico.com / pacorodriguez@journalist.com / @pacorodriguez

Las opiniones emitidas en esta columna son responsabilidad de quien la escribe y no reflejan necesariamente la línea editorial de este medio.

 

 

 

 

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto