La verdadera Kate del Castillo / En la opinión de Columba Vertiz

Columba Vertiz / APRO / MX Político.- Al término del gobierno de Enrique Peña Nieto (“que se ensañó conmigo”) y el inicio del de Andrés Manuel López Obrador (AMLO), la actriz Kate del Castillo cree que “todos los cambios son buenos” y enfatiza que ella ganó legalmente su caso en México.

Del Castillo vuelve a interpretar a la narcotraficante Teresa Mendoza (personaje que paradójicamente en esta segunda etapa se verá obligado a regresar a México para ocuparse de asuntos personales y negocios), por lo cual en días pasados algunos medios noticiosos comenzaron a sugerir que testificaría en el juicio contra Joaquín El Chapo Guzmán, en Nueva York. Pero no la buscaron.

Del Castillo y el actor estadunidense Sean Penn se reunieron a finales de 2015 con el narcotraficante en nuestro país y luego se dio a conocer un video de él, donde afirma que es exclusivo para la artista. Dicha cinta se presentó como parte de la evidencia otorgada por la Fiscalía y se requeriría confirmar su autenticidad, según varios medios.

Se le recuerda que incluso en México por estos días se habló del papel del actor de Hollywood Sean Penn, cuando alertó al Departamento de Justicia sobre ese viaje a la sierra de Sinaloa; es decir, que él ayudó a la recaptura del capo.

Las dos demandas

La protagonista de la serie Ingobernable que en junio de 2017 denunció al gobierno de Enrique Peña Nieto ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) por violación a sus derechos civiles y la falta de justicia para su caso en el país.

Interpuso  dos denuncias. Una es esta queja ante la Comisión. El caso de la periodista Lydia Cacho en las Naciones Unidas a mí me abrió mucho las puertas y creo que a todos los mexicanos, porque cuando se aprueban casos así, tan increíbles, ayudan a todo México por la falta de atención a los derechos humanos en el país. No sabemos cuánto tiempo se puede llevar la resolución de mi demanda, a Lydia le llevó ocho años; no sé cuánto me va a llevar a mí, pero no le hace, lo importante es levantar la voz y poner un precedente ante la Comisión.

También interpuso otra acción legal en México contra el gobierno de Peña Nieto por 70 millones de dólares, “que hereda el nuevo gobierno (de AMLO).

Legalmente desde hace casi un año ya podía regresar a México porque se cerró su caso. "Ya me investigaron en todos los aspectos, saben que estoy totalmente limpia", comentó para una entevista hace unos días. Pero sus abogados le recomendaron regresar a México cuando se hubiese ido Peña Nieto, porque fueron deshonestos y nada éticos con ella. Cada vez que se cerraba algo en lo que la implicaban, le abrían otra investigación y otra investigación.

“Deseo que quede claro para el gobierno nuevo: nadie me hace ningún favor, porque yo no tengo absolutamente nada que esconder y no realicé absolutamente nada malo. Todo se ha ganado legalmente a pesar del gobierno y de los jueces, que estaban en mi contra. No necesito el favor de nadie, porque gané el caso limpiamente", así concluye la verdadera Kate del Castillo. 
--
Las opiniones emitidas en esta columna son responsabilidad de quien la escribe y no reflejan necesariamente la línea editorial de este medio

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto