Juez suspendido por romper una silla del TSJ ahora es investigado por abuso sexual

La PGJ de la capital abrió una carpeta de investigación contra Édgar Agustín Rodríguez por presunto acoso sexual a una alumna 
 
Redacción: MX Político

Ciudad de México.- El juez de control Édgar Agustín Rodríguez Beiza, quien fue suspendido tres meses por el Consejo de la Judicatura local mientras se le investigaba por destruir el tapiz de una silla en una sala de oralidad del Tribunal Superior de Justicia capitalino (TSJ), se encuentra nuevamente envuelto en un escándalo. Esta vez acusado de abuso sexual contra una alumna. 

La Procuraduría General de Justicia capitalina abrió una indagatoria en su contra y prepara ya la solicitud de una orden de aprehensión luego de que una alumna a quien le da clases en el Centro de Estudios Superiores en Ciencias Jurídicas y Criminológicas, plantel Chapultepec, lo acusara de agredirla sexualmente. 

Rodríguez Beiza, es titular del juzgado 23 de Control Procesal del Sistema Penal Acusatorio en la Ciudad de México y según la denuncia de la joven el impartidor de justicia la agredió durante una evaluación.  

El expediente asentado en la Fiscalía para Delitos Sexuales señala que la agresión sucedió dentro del Centro donde Rodríguez Beiza imparte clases el cual se encuentra cerca del Tribunal Superior de Justicia.

El testimonio de la víctima, así como una serie de estudios periciales positivos y diversos análisis realizados por peritos y especialistas de la PGJ capitalina obran en el expediente, según el cual el día de la agresión la denunciante se encontraba en un aula junto con el profesor y otros alumnos.  Los jóvenes estaban sobre una pequeña tarima, mientras Rodríguez Beiza, los cuestionaba desde la parte de abajo.

Al terminar, los estudiantes salieron y la joven denunciante se quedó en el salón a petición del juez. Ese día ella usaba una falda con short y se apreciaba un tatuaje que tiene en la pierna.

Según el expediente, Rodríguez Beiza le dijo que a él le gustaban los tatuajes y pidió a la joven que le mostrara el suyo. La joven no hizo mayor caso, pero en ese momento el juez comenzó a tocarla en distintas partes del cuerpo, por lo que la joven salió del aula y huyó. La estudiante presentó la denuncia un día después del ataque.

mals

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto