Mejorarían inversiones con resultados favorables en gasoductos y T-MEC

Redacción  Noticias MX.-  BBVA México consideró que el bajo desempeño de la Inversión Extranjera Directa Neta (IEDN) en el primer semestre del año podría deberse tanto a factores domésticos relacionados con la incertidumbre de políticas públicas como a la desaceleración global, lo que podría mejorar al resolver el tema de los gasoductos y la ratificación del T-MEC.

De acuerdo con un análisis hecho por la institución financiera, en los primeros seis meses del año la IEDN alcanzó los 14.6 mil millones de dólares, 20.8 por ciento menos respecto a los 18.4 mil millones del mismo lapso del año previo.

Expuso que al analizar la información histórica (a partir de 2006) correspondiente al primer semestre, no se había observado una caída anual de similar magnitud desde el primer semestre de 2015, cuando bajó 25.3 por ciento.

"Consideramos que el relativo bajo desempeño de la misma podría deberse tanto a factores domésticos relacionados con la incertidumbre de políticas públicas como a la desaceleración en el crecimiento de la manufactura global, la cual ha sido afectada por las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China".

En este sentido, indicó, el gobierno federal podría enviar señales de mayor certidumbre como el desistimiento de la controversia legal de los gasoductos; además, señaló que la ratificación del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) por el Congreso del vecino país favorecería los flujos de inversión hacia territorio nacional.

 

Asimismo, indicó que después de haber registrado 20.1 mil millones de dólares en 2017 el déficit de cuenta corriente, aumentó hasta ubicarse en 22 mil millones de dólares en 2018; en términos de PIB, se mantuvo en 1.8 por ciento.

"La información correspondiente al segundo trimestre de 2019 indica que la cuenta corriente registró un superávit de 5.1 mil millones de dólares, cuya cifra anualizada equivaldría a 1.6 por ciento del PIB. Para 2019, prevemos que el déficit de cuenta corriente sea aproximadamente de 13.5 mil millones de dólares (1.1 por ciento del PIB)".

BBVA México sostiene que el déficit de cuenta corriente en el primer semestre de 2019 contra el mismo lapso de 2018, así como la contracción anual significativa en la Inversión Extranjera Directa Neta, son reflejo del bajo crecimiento económico anual de 0.2 por ciento observado en la primera mitad del año.

"Nuestra previsión de un déficit de cuenta corriente de 1.1 por ciento del PIB para 2019 sugiere que el país no enfrenta vulnerabilidades externas y que inclusive dicho déficit podría financiarse con IEDN y remesas. No obstante, resultará clave evitar que la IEDN siga cayendo", agregó. (Notimex)
 

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto