Conagua cancela inversión para la presa Milpillas

Redacción  Noticias MX.-  El gobierno federal no continuará con el proyecto de construcción de la presa Milpillas en el municipio de Jiménez del Teúl, donde habitantes de comunidades aledañas han sido respaldados por organizaciones civiles en su rechazo a la imposición de la obra junto con un acueducto para abastecer el corredor industrial Fresnillo-Zacatecas-Guadalupe.

La Comisión Nacional del Agua dio a conocer que debido a que varios puntos del acuerdo de coordinación 2018 entre el gobierno federal y el gobierno del estado para dicha obra, es imposible la ejecución de la misma.

"Por lo tanto, se retira la segunda inversión programada para 2019, por el orden de 504 millones de pesos que se contaban en reserva en el Presupuesto de Egresos de la Federación 2019", informó la dependencia federal en un comunicado.

Tras conocerse esta cancelación, el gobernador Alejandro Tello publicó este mensaje en sus redes sociales:

"La presa #Milpillas no se aborta, pese a las vicisitudes seguiremos dando los pasos necesarios para lograr tan importante obra para los zacatecanos".

Pero según la Conagua, el gobierno del estado no cumplió con el pago de las indemnizaciones de terrenos y bienes distintos a las tierras requeridos para continuar con la licitación. Tampoco entregó a la Conagua los permisos y terrenos liberados al cien por ciento de los ejidos Atotonilco, Estancia de Guadalupe y El Potrero.

La presa es impulsada principalmente por el gobierno estatal del priista Alejandro Tello Cristerna, para levantarla en la zona del Río Atenco, mismo que abastece a numerosas comunidades de la zona para todas sus actividades, con una cortina de 88 metros y un acueducto de más de 160 kilómetros de largo para llevar el agua al corredor industrial mencionado, hacia Fresnillo y la capital del estado.

 Organizaciones civiles como la Red Mexicana de Afectados por la Minería (REMA) y el Observatorio de Conflictos Mineros, así como habitantes de 19 poblados y ejidos de la zona que serían afectados denunciaron en los últimos meses que en realidad el gobierno estatal pretende favorecer a empresas mineras y a la Cervecería Modelo instalada en la entidad, con el abasto de agua de la presa.

Además, se interpuso una denuncia ante el Tribunal Agrario por la falsificación de una asamblea ejidal en la que supuestamente se aprobó respaldar la construcción de la presa por parte de los ejidatarios de Estancia de Guadalupe, y se acusó al gobierno estatal de criminalizar a algunos de los ejidatarios y activistas, además de dividir

 

 

Durante la campaña y en sus visitas ya como presidente, los inconformes expusieron a Andrés Manuel López Obrador la situación y le pidieron cancelar la obra, pero aun así el gobierno federal había etiquetado 500 millones para continuar con el proyecto este año.

La Conagua informó que en el presupuesto federal del 2018 se contempló una asignación de casi 170 millones de pesos, para las primeras acciones de construcción de la presa, "monto federal que no fue posible ejercer al cien por ciento debido a la problemática social vigente a la fecha".

El convenio que habían firmado el gobierno federal y el de Alejandro Tello-mediante la Secretaría del agua y medio ambiente del estado- incluía como obligaciones de este último gestionar y entregar todos los trámites de cambio de uso de suelo, terrenos, permisos ambientales y autorizaciones de ejidatarios y pequeños propietarios, así como de terrenos liberados al cien por ciento para la ejecución de la obra.

También debía de cubrir las indemnizaciones por los terrenos y bienes distintos a las tierras requeridas. En tanto, al gobierno federal le correspondía licitar, contratar, supervisar y pagar el costo de la obra. (Apro)
 

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto